Stich Simon Marius

Simon Marius

Matemático – médico – astrónomo

1573 – 1624

Simon Marius (Mayr)

Un ligero esbozo de su biografía y los resultados de su investigación.

Simon Mayr (1573 - 1624), Marius como se apodaba a sí mismo, fue un matemático, médico, astrónomo y autor de calendarios oriundo de Gunzenhausen que ocupó el cargo de matemático de la corte del Margrave de Ansbach. Si bien descubrió los satélites de Júpiter al mismo tiempo que Galileo Galilei, publicó sus investigaciones con posterioridad a éste, quien lo acusó de plagio. En la actualidad es evidente que Marius descubrió los satélites de Júpiter con absoluta independencia de Galileo, y que, en parte, sus observaciones eran de mayor exactitud. Ya mientras vivía era innegable que fue el primer europeo en describir la nebulosa de Andrómeda.

El currículum vitae

Marius nació en Gunzenhausen el 10 de enero de 1573 y falleció el 26 de diciembre de 1624 (fecha juliana) en Ansbach. Su padre, Reinhard Marius, fue alcalde de forma temporal, y su madre se llamaba Elisabetha. En 1606 contrajo matrimonio con Felicitas Lauer, la hija de su editor Hans Lauer (1560-1641). Tuvieron dos hijos y cinco hijas.

Para su formación fue crucial que el margrave Georg Friedrich supuestamente lo escuchara cantar. Al regente debió agradarle, ya que en 1586 lo acogió en su colegio para príncipes de Heilsbronn al que Marius asistió hasta 1601, convirtiéndose en su alumno más célebre. Si bien no pudo concretar sus planes de estudiar en Königsberg, pudo viajar a Praga para entrar en contacto con Tycho Brahe. A continuación, en 1605, estudió Medicina en Padua donde probablemente conociera a Galilei. En 1604 y 1605 presidió allí la Organización de estudiantes de la Nación Alemana. Desde 1606 hasta su muerte, en 1624 (según el calendario gregoriano: el 5 de enero de 1625), ocupó el cargo de matemático de la corte del Margrave de Ansbach.

Investigación

Marius inició sus registros meteorológicos en 1594. Sus calendarios, titulados Prognosticon astrologicum, fueron publicados en los años comprendidos entre 1601 y 1629. Ya en 1610 Marius demostró su eminencia matemática al traducir del griego Die Ersten Sechs Bücher Elementorum Euclidis (los primeros seis libros de los Elementos de Euclides) que publicó en Ansbach. Ya en la era pretelescópica era un observador versado que en 1596 había realizado publicaciones acerca de los cometas, y en 1604 definido con precisión la posición de la Supernova en la constelación de Ofiuco (Portador de la serpiente). Gracias a su mecenas Johannes Philipp Fuchs de Bimbach, a partir del verano de 1609 Marius pudo utilizar un telescopio belga con el que, según afirmaba él mismo, descubrió los grandes satélites de Júpiter el 29 de diciembre de 1609 del calendario juliano, un día después que Galileo, quien había hecho sus registros siguiendo el estilo gregoriano. En Prognosticon auf 1612, es el propio Marius quien informa por primera vez sobre estos hechos.

No fue hasta 1614 que Marius publicó los resultados científicos de su investigación en Mundus Iovialis, ante el cual, en 1623, su rival italiano reaccionó acusándolo de plagio en Il Saggiatore. Galileo ya se había asegurado la primicia en marzo de 1610 con la publicación de Sidereus Nuncius (Mensaje sideral). Sin embargo, Marius observó algunos detalles que Galileo no había mencionado. Advirtió que el plano de trayectoria de los satélites de Júpiter, tanto a la altura del Ecuador de ese planeta como de la línea eclíptica, está ligeramente inclinado, lo que explica las diferencias de latitud. Además, constató que la luminosidad de dichos satélites era cambiante, calculando y asentando en tablas los valores correspondientes al período 1608-1630.

En una carta del verano de 1611 Marius citó observaciones sobre Venus. A partir de agosto de 1611 estudió las manchas solares, y en noviembre notó, por el movimiento de éstas, que el plano equatorial del sol se encuentra inclinado con respecto a la línea eclíptica. En el año 1619 presupuso por primera vez su periodicidad. En diciembre de 1612 fue el primer europeo en avistar la nebulosa de Andrómeda, y entre noviembre y diciembre de 1618 realizó el seguimiento del tercer y mayor cometa de los tres observados en el transcurso de ese año.

Si bien los descubrimientos más significativos del temprano siglo XVII eran del conocimiento de Marius, este tomó posición declarándose en contra de la teoría heliocéntrica y favoreciendo el modelo del sistema ticónico. Había tenido conocimiento de él, independientemente de Brahe, al leer por primera vez las obras de Copérnico en el invierno correspondiente a la transición de los años 1595 y 1596.

Las sombras de la acusación de plagio perduran aún sobre la obra de Marius, a pesar de haberse podido comprobar a principios del siglo XX que este había investigado de forma autónoma y que sus observaciones más tempranas ya presentaban en parte valores más cercanos a los modernos que los de Galileo.

Reconocimientos

En 1612 la ciudad de Gunzenhausen le entregó a Marius un jarro de plata de regalo. La designación de los satélites de Júpiter con los nombres de las amantes del padre de los Dioses mitológicos introducida en el siglo XX se debe a Marius, quien en 1613 fuera inducido a ello por Johannes Kepler en Ratisbona. La IAU (Unión Astronómica Internacional) rindió homenaje a Marius dándole su nombre a un cráter lunar, así como a la elevación „Marius Hills“ y al surco „Rima Marius“ de sus inmediaciones. En 2014, esa misma institución designó con el nombre„(7984) Marius“ al asteroide llamado hasta entonces „1980 SM“.

En Gunzenhausen, un instituto de enseñanza secundaria lleva su nombre y lo honra con una placa recordatoria. En la ciudad de Ansbach, una de las salas del centro cultural Onoldia fue designada “Sala Simon Marius”, y, en 1991, el Club de Leones hizo erigir un monumento conmemorativo, obra del artista muniqués Friedrich Schelle, en la Kleinen Schloßplatz. También fueron denominadas con su nombre calles de las ciudades relacionadas con su vida.